Sacramentos

“He aquí los grandes depósitos y los grandes canales de la gracia: los sacramentos instituidos por Jesucristo para el sustento sobrenatural de las almas:
en ellos es donde principalmente se bebe la vida divina, y de ellos es de donde fluye con mayor abundancia.”
Frase de J. Tissot

En la parroquia de Santa María de Caná se administra el sacramento del Bautismo, todos los fines de semana del año (preguntar horario en el despacho parroquial).

Sábados 11.00; 13.00; 17.00; 18.00

Domingos 17.00

  • Las celebraciones serán presididas por un sacerdote de la parroquia y tendrán carácter comunitario. En caso de que las familias de los bautizandos quieran que venga un sacerdote familiar o amigo deberán comunicarlo en el despacho.
  • Las familias que no residan en la demarcación parroquial deben pedir en sus parroquias un visto bueno del párroco correspondiente.
  • Los padres de los niños que van a ser bautizados cumplimentarán una solicitud de Bautismo que pueden pedir en el Despacho Parroquial.  Así mismo recibirán unas catequesis pre-bautismales cuyas fechas les indicaremos.
  • Una vez celebrado el Bautismo éste quedará registrado en el archivo parroquial.
confesion
Todos los días media hora antes de las misas y durante la celebración.

Curso 20-21

La  Eucaristía  es el  centro  de la vida cristiana, el sacramento de sacramentos, y la plenitud de la Iniciación Cristiana.
Recibir la Primera Comunión significa entrar en la vida cristiana adulta, y participar como cristianos maduros y responsables en la vida de la Iglesia. Por eso la preparación debe ser más atenta y la participación más consciente.

1º Curso Lunes 18h ó Domingo 11.45

2º Curso Miércoles 18h ó Domingo 10.45

Curso 20-21

Supone un seguimiento y una perseverancia en el camino de ser cristianos.

De 5º de Primaria a 2º ESO Viernes 17.30

   3º ESO y Bachillerato Domingo 18h

Horario para la celebración de bodas:

viernes 18:00 horas, sábados 13.00 y 18:00 horas.

“Con la sagrada unción de los enfermos y con la oración de los presbíteros, toda la la Iglesia entera encomienda a los enfermos al Señor sufriente y glorificado para que los alivie y los salve. Incluso los anima a unirse libremente a la Pasión y muerte de Cristo; y contribuir, así, al bien del pueblo de Dios” (LG 11)

Siempre que se solicite.

Pedir información en el despacho parroquial

.